“Así que, hermanos míos amados, estad firmes y constantes, creciendo en la obra del Señor siempre, sabiendo que vuestro trabajo en el señor no es en vano” 1 Corintios 15:58

La expectativa de Dios es que vivamos siempre creciendo en nuestro servicio a Él, llevando cada vez más frutos y, por lo tanto, siendo cada vez más bendecidos. Ahora, ¿cómo podemos logar con éxito ese plan de Dios para nosotros?

En el mismo pasaje está la respuesta: estando firmes y constantes. Estas dos cualidades son determinantes para servir al Señor eficazmente, y no tenerlas significa que somos endebles, frágiles e inconstantes.

Dios no puede concederle el privilegio del servicio a alguien así, que puede dañar más que lo que edifica. Lo siguiente que tenemos que entender es que todo lo que hacemos para Dios guiado por ÉL indefectiblemente va a dar fruto, por ejemplo, estuviste sembrando la Palabra con amor y paciencia en una persona, invertiste tiempo y esfuerzo, pero de pronto esa persona se revela con corazón desagradecido y se va hablando mal de vos.

¿Qué pasó con tu trabajo? Lo vas a cosechar con más abundancia en una o más personas que seguramente crecerán mucho sin demandarte tanto esfuerzo. Todo lo que haces para Dios te dará cosecha y generará recompensa. Dios te dice todo el tiempo: “Yo conozco tus obras”.

Cuando te esforzás en Dios para mantener firme tu fe y tu compromiso con la obra, y si son constante en cada cosa que emprendes (1) vas a crecer siempre en la obra del Señor, y (2) con toda seguridad vas a llevar fruto y vas a recibir una maravillosa recompensa.

Toma la decisión de ser firme en tu fe y en tu compromiso con la iglesia, en tu búsqueda de Dios, en tu santidad. Sé constante, perseverante, pues solo así serás confiable para Dios y Él te bendecirá y te usará cada vez más como un instrumento del cielo.

ORACIÓN: Jesús, ayúdame a estar firme, a ser constante creciendo en Tu obra siempre. Te doy gracias también porque sé que eres un Dios justo y que nada de lo que hago para ti es en vano. Te amo cada vez más. Amén.

SUGERENCIA PRÁCTICA. Hoy es un gran día para afirmar a los recién convertidos. ¡Esforcémonos!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here