En la tarde del miércoles según informó la Fuerza Aérea de Chile, se hallaron “restos de esponja flotando en el mar a 30 kilómetros al sur de la posición del último contacto del C-130”. El avión chileno que se dirigía a la Antártida y se encontraba desaparecido desde el lunes. A bordo, viajaban 38 personas.

Posteriormente, alrededor de las 22 autoridades chilenas les comunicaron a los familiares en Punta Arenas que durante el operativo de búsqueda, el buque brasileño Almirante Maximiano había encontrado restos humanos que serán sometidos a estudios de ADN.

Por su parte, el presidente brasilero Jair Bolsonaro había adelantado por Twitter el hallazgo de “artículos personales y restos compatibles con el avión Hércules C-130” por parte del buque de la Marina de su país, lo cual provocó malestar en la Cancillería chilena debido a que esa información aún no había sido oficializada por el Gobierno de Sebastián Piñera.

El líder ultraderechista además precisó que los restos estaban aproximadamente a 280 millas náuticas (518 kilómetros) de UshuaiaArgentina.

La desaparición de un avión militar chileno que iba de Punta Arenas a la Antártida, modificó la agenda del presidente trasandino Sebastián Piñera, quien canceló su participación en el acto de asunción de Alberto Fernández.

Mis pensamientos y oraciones están con los familiares de los 38 tripulantes y pasajeros del avión C-130 de la Fuerza Aérea de Chile. Acabo de hablar con presidente electo de Argentina, Alberto Fernández, para informarle que no podré asistir al cambio de mando hoy”, había publicado el mandatario.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here