“Como son más altos los cielos que la tierra, así son mis caminos más altos que vuestros caminos, y mis pensamientos más que vuestros pensamientos”. Isaías 55:9.

La mayoría de las personas tenemos muchos conocidos, pero todos tenemos la profunda necesidad de ser conocidos y comprendidos por nuestros seres queridos.

Así como usted no quiere ser conocido solo por los detalles superficiales de lo que parece ser, no es suficiente saber acerca del Señor. Él quiere que sepamos cómo piensa y siente, qué es importante para Él y cuáles son sus propósitos. Por supuesto, es imposible para el hombre conocer por completo la mente del Creador del universo.

La profundidad y anchura de su mente son tan grandes, que jamás seremos capaces de entenderlo plenamente en esta vida. Podemos entender mejor el corazón de Dios y su naturaleza, buscándole con ahínco y aprendiendo día a día de su Palabra.

Si realmente deseamos andar en sus caminos, debemos conocerlo de verdad. Llegamos a conocer mejor a nuestros amigos compartiendo más experiencias juntos.

Asimismo, también entenderemos mejor a Dios cuanto más tiempo caminemos con Él y meditemos en lo que Él ha revelado sobre sí en la Biblia.

Dios quiere que usted le busque con todo su corazón y promete que si lo hace, lo encontrará. Por tanto, la próxima vez que sienta la necesidad de que le entiendan mejor, recurra a Aquel que le entiende perfectamente. Pero más importante aún, pídale que le ayude a conocerle a Él mejor.

Oramos: Señor, permíteme encontrarte en todas las circunstancias de mi vida, que seas Tu mano intercediendo en todo aquello que emprenda para tener Tu bendición y seguir siempre los planes de bien que me guardas. Amén.

Ninguna persona puede ser plena o completamente realizada sino está Dios en su corazón y tiene paz con Dios y consigo mismo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here