“No digas: Yo me vengaré; Espera a Jehová, y él te salvará”.

Proverbios 20:22.

Cuando todo lo que nos rodea es un torbellino de angustia y temor, de apremios y confusión mental; cuando todo nos traiciona y abandona, ¿Cómo superamos la dificultad? Hay veces, sin importar la preparación y capacidad personal, el ser de irrita y decae. Se oscurece el horizonte, la enfermedad acecha.

La aflicción quita la paciencia, se busca una puerta desesperadamente, los pensamientos están acelerados pero no hay una salida. Todas estas carencias, significan que nunca pudo descubrir tal cantidad de dones y talentos que yacen dormidos y paralizados en su ser. Para despertarlos, basta con pedirle a Dios que nos cambie, haga una nueva criatura aun cuando parece que ya no queda suficiente materia para crear algo nuevo, Dios sí lo puede.

Oramos: Padre, tú permites esto. Yo no tengo nada que añadir. No tengo nada más que saber. Tanto yo como las circunstancias que me rodean, formamos parte de todo tu plan, de todo tu designio eterno. Callo, pues, y espero confiado.

Esto que me sucede pasará, como pasa todo. ¡Pero Tú estás ahí! Sabes lo que siento; sabes que no soy dueño ni de mis pensamientos ni de mis reacciones, pero estando Tú, estoy tranquilo y pacificado. Te alabo y te doy gracias por contar contigo. Gracias por el tesoro de paz que me concedes y que llena mi ser entero. Ve a la iglesia, siéntate y medita, Dios hoy puede despertar los dones y acabar con el torbellino, solo depende de Usted.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí