Alberto Fernández, su secretaria histórica María Cantero, y el esposo de esta última, Héctor Horacio Martínez Sosa, fueron inhibidos en sus bienes por orden del fiscal Carlos Rívolo y el juez Julián Ercolini por la causa seguros.

La investigación gira en torno a una trama de corrupción que involucra la intermediación de seguros beneficiando a brokers privados con comisiones por encima del mercado. Fernández, Cantero y Martínez Sosa encabezan una lista de alrededor de 30 implicados, entre exfuncionarios, aseguradoras y empresarios del sector, cuyos bienes han sido vedados de ser vendidos o transferidos por la Justicia.

Según informó Clarín, en una solicitud especial, el juez Ercolini, a petición de Rívolo, requirió a la Oficina Anticorrupción (OA) las declaraciones juradas de Fernández y Cantero, donde se detallan sus bienes.

LOS BIENES DE ALBERTO FERNÁNDEZ

La última declaración jurada de Fernández, presentada el 29 de enero de 2024, ya finalizado su mandato, revela un patrimonio neto valuado en 14 millones de pesos. Sin embargo, tras descontar las deudas como la que mantiene con Martínez Sosa, el cual dijo que era de 20 mil dólares, pero en el papel pesifica en $ 102.240, en su patrimonio detalla el ítem “bienes, depósitos y dinero final del año” la cifra de $17.902.847,99. Además, figura una camioneta Toyota Corolla Xei Pack 1.8 Sedan 4 puertas y bienes hogareños por 530 mil pesos.

La inhibición no le afecta a cuentas ni al efectivo. Le queda una caja de ahorro con 3,5 millones de pesos y otra en dólares (3 pesos con 69 centavos). Fuera de la medida judicial también están los créditos a favor que declaró: retenciones y percepciones a cobrar por más de 7 millones de pesos y un saldo a favor por la sociedad Inmueble Callao 1960 SA (posee la mitad del paquete societario tasada en 84 mil pesos) de más de 2 millones.

Dicha sociedad contiene a su estudio jurídico, con oficina en esa dirección, que comparte con su socia Marcela Losardo, exministra de Justicia.

La inhibición si impide la venta o transferencia de propiedades el cual le llegó en un momento oportuno, ya que el año pasado se despojó de un departamento de 175 m² en Recoleta que el expresidente declaraba en poco más de 12 millones de pesos y que salió de su patrimonio para ir al de su exesposa, Marcela Luchetti.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí