La Biblia dice: “Ellos le contestaron: Cree en el Señor Jesús y serás salvo, junto con todos los de tu casa”. Hechos 16:31.

Es muy duro cuando nadie en nuestra familia es cristiano, pues nos sentimos solos en esta lucha diría por tratar de agradar a Dios.

También es difícil ver que el tiempo va pasando y nuestra familia lejos de mostrar signos de arrepentimiento hacia Dios se pone cada día más dura y critica ante las cosas de Dios.

A veces solemos desanimarnos al ver sus actitudes, creyendo que por más que hagamos, ellos no quieren entender que el único camino verdadero hacia la vida eterna se encuentra en Cristo Jesús Señor nuestro.

Y es que por más que trates de dar buen testimonio ellos quizá nunca verán el cambio que Dios está haciendo en tu vida, siempre te criticaran, hablaran de ti y en la mínima situación que tengan para sacarte en cara tus errores, ¡lo harán! No creas que eres la primerao la última persona que pasara por esto.

Familias en donde nunca nadie había sido cristiano, por la gracia de Dios alguien acepta a Jesús, luego por esa primicia comienza la familia a conocer los caminos del Señor.

Alguien abre una senda, paga el precio de perseverar aún en la hostilidad, superar las pruebas de la fe, hasta que finalmente la fe triunfa, y comienza el proceso de cambios profundos que traen bendiciones al hogar. Pero a pesar de todo esto, Dios ha dado una promesa para tu Familia y es la siguiente: Porque os es necesaria la paciencia, para que cuando hayas hecho la voluntad de Dios, obtengáis la promesa”. Hebreos 10:36.

Oramos: Padre muchas gracias por ser la primicia de tu Reino en mi familia, obra y bendice a cada integrante de mis familiares, tócalos y revélate en sus vidas, en el nombre de Jesús, amén.

Aplicación: Prosigue afirmando el camino emprendido, Dios no abandona a nadie en medio de los lobos rapaces, eres capaz de ver las grandes maravillas Divinas a través de tu persona.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí