Independiente, en el estreno de Julio César Falcioni como entrenador, cayó ante Lanús por 1-0, en el partido correspondiente a la primera fecha de la zona B de la Copa de la Liga Profesional (LPF). En el estadio Libertadores de América de Avellaneda, el conjunto visitante sacó provecho de un mejor momento en la segunda etapa y asestó el golpe de nocaut, con un cabezazo de Guillermo Burdisso (St. 22m.). El elenco rojo, con un esquema que pareció conservador en el arranque, insinuó sensaciones positivas en el primer período, pero luego terminó sumido en la confusión ante un adversario que fue práctico y se llevó los tres puntos.

En el comienzo, el equipo de Falcioni transformó ese 5-3-2 inicial en un 3-4-1-2, con los dos marcadores de punta (Asís y Lucas Rodríguez) bien predispuestos a jugar en la mitad de la cancha. Así, el Rojo, pese a tener menos el balón, se insinuó más peligroso y avisó con un remate cruzado del pibe Velasco (7m.). Con el tucumano Hernández queriendo tomar los hilos en la conducción, Independiente buscó inquietar con un pase quirúrgico del cordobés Silvio Romero, al que no llegó Soñora pero que exigió un buen anticipo del arquero Lautaro Morales (20m.).

La más clara del equipo local se dio casi en el cierre (45m.), con un centro bajo de Asís por derecha que fue conectado por Hernández en forma defectuosa, desde una posición muy favorable. Lanús exhibió mejor trato de balón pero no fue profundo en esos 45m. iniciales y la única situación nítida fue un remate de su mejor valor, Pedro De la Vega, que salió apenas alto (31m.).

En el segundo tiempo, el conjunto de Zubeldía arrancó con otra energía: presionó más arriba y salió a buscar los errores en un fondo rojo, que comenzó a equivocarse. Así, a los 5m., lo tuvo Nicolás Orsini, con un disparo que obligó a una excelente respuesta del uruguayo Sebastián Sosa. Y casi de inmediato, a los 10m., un cabezazo de Burdisso se estrelló en el poste. Resultó un aviso. Porque al promediar la etapa (22m.), la defensa del Rojo vivió zozobras en el área y Orsini le bajó la pelota a Burdisso, quien -con una palomita- mandó la pelota al fondo de la red y decretó la apertura de la pizarra.

El DT Falcioni metió mano en el banco y apostó a las entradas de Braian Martínez y Sebastián Palacios, para delinear un tridente ofensivo que desarmó un medio que había asomado compacto, en la primera etapa. Con la ventaja, el Granate buscó salir rápido de contra para intentar meter la estocada final. Independiente, sumido en la impotencia, no pudo inquietar en los minutos finales y terminó redondeando otra discreta labor, como para desacreditar esa creencia de que los rendimientos flojos eran exclusividad del anterior DT, Lucas Pusineri.

Mientras tanto Rosario Central venció a Argentinos Juniors:

Rosario Central derrotó a Argentinos Juniors por 2-1, en partido válido por la primera fecha, zona A, de la Copa de la Liga Profesional (LPF) de fútbol, jugado en el estadio Gigante de Arroyito. El equipo dirigido por el entrenador Cristian Kily González diseñó unos excelentes 45 minutos iniciales y allí sacó ventaja a través de las conquistas alcanzadas por el joven mexicano Luca Martínez Dupuy y el atacante Lucas Gamba. El descuento de la entidad de La Paternal, que mostró el estreno del técnico Gabriel Milito, fue obra de Juan Román Pucheta.

El elenco canalla jugó mejor en el comienzo y en el cierre del primer período, logró sellar la diferencia. Pero desde el inicio, el conjunto local ejecutó los merecimientos para situarse arriba en el tanteador. A los 2m., Emiliano Vecchio (uno de los mejores valores) metió un tiro libre desde la derecha, que Gamba cabeceó, en un anticipo, y la pelota pasó junto al primer palo. Argentinos, que tenía menos la pelota, se acomodó en el partido desde los 10m. y también llegó con un cabezazo de pique desviado de Quintana, en un córner desde la izquierda de Elías Gómez. Central tejió su segunda llegada clara a los 17m., cuando tocaron desde izquierda al medio Mazzaco y Villagra, quien la abrió otra vez a Gamba y el ex Huracán metió un gran centro de primera para la solitaria entrada de Gastón Ávila, quien cabeceó solo pero Lucas Chaves la atajó junto a su poste izquierdo.

El visitante respondió a los 22m., con un buen centro desde la derecha de Romero, que peinó Ávalos y que Coronel remató apenas desviado. A los 31m. llegó la jugada polémica del primer tiempo cuando Chaves salió mal con Di Cesare; el enganche Vecchio se la robó y el arquero lo derribó en la medialuna, en una jugada de expulsión en la que el árbitro Andrés Merlos no cobró ni siquiera la falta. Además amonestó al capitán del once canalla, por la vehemencia de su reclamo. Y en apenas dos minutos Central logró lo que no había podido en los 40 anteriores: Villagra asistió a Almada por la derecha, hubo desborde y un centro que punteó Gamba y remató Zabala, pero salvó Vera. Entonces, el rebote fue recogido por Martínez Dupuy, quien metió el empeine zurdo y la mandó a guardar al fondo del arco. Sobre los 42m., Villagra -otra de las figuras- recuperó una pelota en la salida, la metió justa por derecha para Gamba y el mendocino cruzó un derechazo seco, que entró abajo, junto al segundo palo.

(FotoBaires)(FotoBaires)

El complemento resultó un partido extraño porque Central dilapidó dos llegadas muy claras: primero, Martínez Dupuy punteó de derecha un centro de Rinaudo, la pelota pegó en el poste derecho y le cayó al arquero Chaves. Y sobre los 18m., Vecchio lo dejó solo a Zabala por la derecha y el uruguayo remató cruzado, pero el arquero visitante la pellizcó y la mandó al córner. Sobre los 35m., Chaves la perdió con Vecchio en la salida y el mediocampista local la tiró al medio, aunque el ingresado Ignacio Russo no llegó y Zabala le pegó exigido, lo que permitió que el golero salvara su arco.

Argentinos mejoró en el complemento con los ingresos de Florentín, Jonathan Gómez y Pucheta, que a los 39m. descontó, tras un lateral de Kevin Mac Allister que peinó Ambrogio, rebotó en Laso y el propio goleador definió con un derechazo cruzado, junto al poste derecho de Broun. Central ganó con justicia porque jugó mejor en casi todo el partido, pero no lo liquidó en el complemento y sufrió en el final.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí