Frente a la Quinta de Olivos, en Plaza de Mayo y en la zona del Obelisco porteño, miles de personas se manifiestan en contra de las medidas restrictivas que impulsó el gobierno nacional esta última semana. El principal motivo de la protesta es la suspensión de la presencialidad de los alumnos en las escuelas del Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA).

Por la noche se vivió un clima de tensión en Olivos. A 25 minutos de que comenzara a regir la restricción horaria para circular, la gente que se encontraba frente a la Quinta de Olivos comenzó a forcejear con la Policía Federal Argentina (PFA). Los efectivos intentaron impedir que pegaran en una de las puertas del lugar una serie de carteles.

Pasadas las 19, los presentes en el Obelisco comenzaron a desconcentrarse y dejaron la zona a pie y en sus vehículos.

En la zona de Olivos, la PFA comenzó a rodear a los manifestantes cuando restaban 10 minutos para que comience el horario restrictivo.

La movilización más grande se distinguió en la zona del centro porteño. Con el correr de la tarde, la Plaza de la República recibió a los primeros manifestantes, y a ellos se les sumaron decenas de vehículos que bloquearon las inmediaciones de la Avenida 9 de Julio. El Metrobus, sin embargo, permaneció liberado.

Quienes se acercaron a los puntos de concentración -también se juntó un grupo de personas en la intersección de Cabildo y Juramento- expresaron su malestar ante la imposibilidad de que los estudiantes del nivel inicial, primario y secundario del AMBA puedan asistir a las escuelas hasta el 30 de abril.

FUENTE: INFOBAE

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here